Parroquia Conversión de San Pablo

 

Suipacha y Padre Bruno

Es el corazón de Turdera y está situada frente a la Plaza San Martín.

En 1910 se colocó la piedra fundamental del templo bendecida por el Obispo Terrero. Luego de la ceremonia, las señoritas Turdera, dueñas de las tierras que habían dado origen a la ciudad, agasajaron a los invitados. 

Lo que fue esperanza, al cabo de los años devino en una pesada cruz. La construcción del templo afrontaba ya problemas económicos. Eugenia y Inés Turdera fallecieron, sobrevino la liquidación de sus bienes, y la finalización de las obras del templo comenzó a correr peligro. Por suerte, doña Adelia María Hilarios de Olmos, aportó la suma necesaria para impedir lo peor. Las obras se concluyeron y se declaró al templo Capellanía Vicaria.

El padre Bertolini fue el primer capellán y se desempeñó hasta 1917. Su labor fue continuada por los Padres Trinitarios, quienes debieron afrontar algunos problemas que los obligaron a abandonar la dirección del templo. Posteriormente, los sucedieron los Padres Bichi, Fermín Toral y Osimato, hasta la llegada de los Padres Palotinos, bajo cuya dirección se encuentra hoy en día la parroquia. 

Así, el 11 de agosto de 1935, Guillermo Moenikes se transforma en el primer cura párroco, secundado por el Hermano Pablo Rediger. Durante su gestión prosiguen las obras del templo, y se construyen la Casa Parroquial y el Colegio Apostólico. Este gran esfuerzo tuvo el apoyo de familias como Preti, Jijena, Puncel, Moreno, Pombo, Arias, Serro, Tuja, Zucca, Olivieri, Malenin, Martus, Cross, Zamorano, Druetta, etc.

El 26 de mayo de 1945 se considera como la fecha de inauguración del templo. En 1979, el  entonces Obispo de Lomas, Desiderio Collino, lo consagró en solemne ceremonia, bendiciendo también el remodelado altar mayor y los frescos de su frente interior.

En sus dependencias funciona la Academia Pastorcitos de Fátima.

Extracto de "Historiando la iglesia parroquial de Turdera", por Otto B. Pittier 

Copyright 2000-2004 TemperleyWeb | Todos los derechos reservados