Hipermercado Coto  
Av Hipólito Yrigoyen 10.699 - Consultas Cine: 4319-2999

Ocupando el terreno donde funcionaron otros supermercados (Canguro, Supercoop), el hipermercado Coto de Temperley amplió el espacio original de aquellos locales.

Fue inaugurado el 30 de agosto de 2000. Posee supermercado, 2 estacionamientos propios (uno en el subsuelo y una playa del otro lado de la Avenida Hipólito Yrigoyen), patio de comidas, bingo, una zona de entretenimientos, un complejo de cines, locales comerciales y una feria artesanal que funciona los fines de semana. El patio de comidas es lugar de espectáculos y desfiles. Además, se realizan exposiciones, y en la playa de estacionamiento suelen presentarse compañías de circo.

La cadena de cines australiana Hoyts instaló 9 salas, invirtiendo 7,5 millones de dólares, con una capacidad de 2466 butacas. La inauguración del complejo tuvo lugar en Diciembre de 2000 con el preestreno del film Contraluz, de Bebe Kamín.

El Club Atlético Temperley realizó un contrato con Coto, mediante el cual el Bingo se comprometió a aportar un porcentaje de sus ganancias, tendiente a paliar la situación de quiebra de la institución deportiva.

En Octubre de 2000 Coto construyó el puente peatonal cubierto sobre la Av Hipólito Yrigoyen que vincula el hipermercado con la playa de estacionamiento. En esa ocasión donó 6 ambulancias a la comuna.

Con anterioridad, no existía en la zona ningún local comercial de la envergadura de Coto. De allí que hubo inconvenientes a la hora de compatibilizar las ordenanzas municipales vigentes con el nuevo proyecto. Paulatinamente fueron aprobándose las normativas necesarias para poner en regla al establecimiento, algunas de las cuales fueron sancionadas con demoras sustanciales, como la que permite la instalación de videojuegos en el primer piso, que se rubricó en Septiembre de 2002.

Pero la instalación del local no sólo estuvo reñida con las ordenanzas municipales y el llamado Código de Planeamiento Urbano, sino que vecinos y entidades locales también expusieron su opinión contraria en algunos aspectos que consideraron negativos. Así, el Foro Comunitario del Municipio de Temperley, y la Asociación de Vecinos Fuenteovejuna, puso el alerta sobre la cuestión de la falta de planificación del impacto del incremento del tránsito en la zona, así como la degradación del patrimonio urbano.

El impacto comercial requeriría un estudio en profundidad. Los comercios de la zona han visto disminuidas sus ventas ante la imposibilidad de competir. Algunos rubros, no obstante, vieron multiplicadas sus ganancias, sobre todo remises y el transporte colectivo.

 

Copyright 2000-2004 TemperleyWeb | Todos los derechos reservados